Saltar navegación principal
Estás en: Home>La Asociación>Sala de información UNE>Noticias>La acreditación en la cadena de suministro
La acreditación en la cadena de suministro
Noticia

La acreditación en la cadena de suministro

18/06/2019

La Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) ha publicado recientemente un documento sobre el papel de los servicios acreditados en la cadena de suministro; en este se exponen las claves para garantizar un control eficaz de los suministros y suministradores, un proceso crítico que impacta directamente en la actividad de las empresas en materia de costes, seguridad de los productos y credibilidad en el mercado.

Entre las claves que ofrece el documento, ENAC explica cómo las empresas pueden asegurarse de que los suministros que reciben cumplen las especificaciones y requisitos que la propia empresa o la reglamentación haya establecido. De esta forma, pueden evaluar y controlar el proveedor o al suministro, ya sea con sus propios medios o mediante el uso de empresas externas de evaluación y control.

ENAC explica que la fiabilidad de información que aportan los evaluadores a las empresas -que va a ser la base para tomar decisiones críticas- va a depender del nivel de profesionalidad y solvencia técnica del propio evaluador. Por ello, recomienda el uso de evaluadores que hayan demostrado, conforme a normas internacionales, que cuentan con personal con los conocimientos técnicos y la experiencia adecuados y que disponen del equipamiento y de las infraestructuras necesarios y apropiados para proporcionar un servicio competente. Además, lo han demostrado mediante un proceso de evaluación riguroso, transparente y con plena aceptación internacional: el proceso de acreditación.

Recientemente, ENAC ha otorgado a la Asociación Española de Normalización, UNE, la condición de miembro de honor. ENAC y UNE son socios estratégicos como parte de la infraestructura de la calidad en España, junto al Centro Español de Metrología (CEM), constituyendo los tres grandes pilares de dicha infraestructura.

El trabajo conjunto de las entidades resulta en aportaciones que apoyan la competitividad y la eficacia de los sectores de actividad y de nuestro tejido económico en general. Por ejemplo, ENAC y UNE han lanzado la Guía para el uso de las normas técnicas y la acreditación en la contratación pública, a la que seguirán otros desarrollos con el objetivo de aportar un valor distintivo.